La figura del entrenador

Los entrenadores son las figuras más visibles de la organización del Club. Son también los principales encargados del éxito del proyecto; no se trata de un éxito entendido como un buen puesto en la clasificación final del equipo del que son responsables, sino más bien del adecuado desarrollo y aprendizaje por parte del futbolista.

A continuación se exponen las funciones principales del entrenador, funciones que todos los técnicos de la Escuela deben tener siempre presentes, y que van más allá de lo estrictamente deportivo, resaltando el componente educativo que debe constituirse como base del trabajo en el Club:

  • Impulsar la adquisición de hábitos deportivos saludables.
  • Ser un referente y un ejemplo para la práctica de deporte.
  • Formar y orientar a deportistas en edad escolar en los diferentes ámbitos atendiendo a sus necesidades y objetivos.
  • Garantizar la seguridad y protección de la salud a los deportistas durante su práctica.
  • Planificar, programar y dirigir las sesiones de entrenamiento teniendo en cuenta los principios de transferencia y adecuada progresión de los estímulos.
  • Favorecer el desarrollo físico, psicológico y social de los niños y niñas que practican este deporte.
  • Educar en valores, favorecer la integración de grupos de atención especial y orientar las actividades hacia la autonomía de los participantes.
  • Fomentar una adecuada participación de deportistas en los encuentros o competiciones deportivas.